Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 01
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD vigo

    MIGUEL BLESA, ESE POBRE DESGRACIADO

    Salió en el periódico de hoy y en todos los informativos, y casi se me para el corazón cuando lo leí. Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, luego Bankia, esa entidad que recibió el rescate financiero más grande de la historia de este país, rescate que hemos pagado entre todos, algunos solo con dinero, otros con sangre, sudor y lágrimas… ah! y con nuestro puesto de trabajo, (que ya se me olvidaba, tan nimia fue la contribución), Miguel Blesa, decía, se queja ante los periodistas con un atisbo de penilla en sus ojos: “No tengo un euro, tengo que hacer yo mismo las cosas de casa”.

    MIGUEL BLESA, ESE POBRE DESGRACIADO

     

    CASI ME ECHO A LLORAR. En serio, yo soy una sentimental. Y me dan ganas de hacer una colecta entre todos mis excompañeros de trabajo, esos mismos que sabemos bien el ritmo de vida y excesos que llevaba el señor Blesa, que lo mismo se gasta 900 euros en helados en la misma tarde (conócese que invitó a toda la ciudad) que 6000 en una joyería en menos de 10 min, (y sin mencionar, porque falta no hace, los gastos en vinos, lencería cara, restaurantes, hoteles, viajes…) Porque no se puede consentir que una persona que ha disfrutado de un sueldo anual que la mayoría de los españoles (salvo los de su especie, claro está, y si no, ahí está el Sr Rato para corroborarlo) no ganan en toda su vida laboral, por una desafortunada alineación de los planetas, ahora tenga él mismo que hacerse la cama. Eso sí que no. Y yo misma voy a donar un 10% de mi nómina (de la mía, Sr Blesa, no de la suya, de mi triste nómina) y a recaudar fondos como sea para poder pagar a una persona que le haga las vueltas del hogar. Faltaría más.

    A ver, pobrecillo, no está acostumbrado. Se va a liar. Que si la manta se pone encima o debajo de la sábana, que si a los macarrones se les echa el tomate antes o después de cocerlos, que si no sabe diferenciar una plancha de un botijo… Lo normal. También me pasaría a mí.

    ¿Quién se acuerda ya de cuestiones nimias como las preferentes, las subordinadas, las tarjetas Black, los papeles de Panamá…??? Casi nadie, solo cuatro rencorosillos de nada. Eso todo quedó en el pasado. Hay que pasar página, señores y ayudar al necesitado.

    Aunque, bien pensado, casi es mejor que acabe en la cárcel, porque así se lo dan todo hecho. Pensión completa, paseos por el jardín, un poco de ejercicio físico…

    Miguel, te puedo tutear, verdad? Al fin y al cabo fuimos compañeros de empresa, bueno, tú estabas arriba de todo en tu fabuloso despacho, con vistas a todo Madrid y yo abajo, muy abajo, al pie del cañón en la oficina de la esquina, pero compañeros al fin. Si no te lo digo, reviento. ¡¡¡Ole tus huevos!!! Porque los tienes más grandes que el famoso caballo de Espartero.

    Bueno, como la justicia en este país es como es, supongo que tienes las espaldas bien cubiertas y seguro que tienes un plan de jubilación más abultado de lo que yo alcanzo a imaginar, si pisas la cárcel será por casualidad y en todo caso me juego algo a que vas a tener trato de favor. Para eso están los viejos amigos, políticos, abogados…

    Y nada, la próxima vez que los periodistas te pidan que hagas alguna declaración, trágate la poca vergüenza que te quede y cierra esa BOCAZA de mierda que tienes. Te lo digo desde el compañerismo que nos unió.

    Sin rencores, ¿vale?

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook