05 de noviembre de 2008
05.11.2008

El fiscal pide 43 años para los dos acusados del asesinato de un vigilante en Mos

El crimen se cometió a sangre fría con la intención de atracar al joven vigués

05.11.2008 | 09:40

Ujué Foces ? Vigo

Un total de 43 años de cárcel. Esta es la pena que solicita el fiscal para Roi Caride Ballesteros, de 23 años, y Manuel Dos Anjos Machado, de 21, acusados de atracar y matar al joven vigilante de seguridad Xosé Álvarez Nión, de 22 años, que recibió dos tiros en la cabeza dentro de un coche cuando realizaba la ronda en el polígono industrial de O_Rebullón, en Mos, el 15 de agosto de 2007. El Ministerio Público pide 17 años y seis meses de cárcel para cada uno de los procesados por un delito de homicidio, y otros cuatro por un robo con violencia e intimidación con uso de armas. Fija, además, la indemnización para la madre de la víctima en 150.000 euros por los daños morales sufridos.

El juez de Instrucción número 3 de Porriño ha cerrado la instrucción del caso y dictó el pasado martes auto de apertura de juicio oral con tribunal del jurado, por lo que la causa será remitida a la Sección Quinta de la Audiencia Provincial con sede en Vigo encargada de celebrar la vista y poner la fecha del juicio.

El asesinato del joven de Teis, Xosé Álvarez, tuvo lugar el 15 de agosto de 2007. El fiscal sostiene que entre las 11.30 y las 13.00 horas de aquella mañana Roi Caride Ballesteros y Manuel Dos Anjos Machado se dirigieron en un Renault Clio -sustraído por Dos Anjos- a la explanada del polígono industrial de O_Rebullón. Allí detectaron la presencia de un joven en el interior de otro vehículo aparcado, un Ranult Megane propiedad de "Pórtico S.L." que realizaba funciones de guardia y seguridad para la empresa Servimax (filial de Prosegur), por lo que "de común acuerdo y con el ánimo de obtener un beneficio ilícito", deciden "ir a darle un palo".

El relato de la Fiscalía explica que Roi Caride entregó a Manuel una carabina semiautomática del calibre 22 que llevaba entre las piernas y que Dos Anjos había robado a su tío. Éste se dirigió hacia Xosé Álvarez Nión. "Al estar junto a él le apuntó a la cabeza, viendo esto y asumiendo que el arma podría ser utilizada por Manuel, Roi Caride se colocó delante del vehículo para impedir que Xosé Álvarez pudiera escapar con el coche".

El Ministerio Público añade que al darse cuenta de que le estaban encañonando con un arma, el joven vigilante "intenta accionar la llave de encendido de su coche, momento en el cual Manuel Dos Anjos, con ánimo homicida, dispara a la cabeza de Xosé", alcanzándole la bala la masa encefálica a nivel frontal del lóbulo izquierdo. Poco después lo remataría con un segundo disparo.

El auto de apertura oral del juicio dictado por el juez de instrucción de O_Porriño ahonda en estos hechos. Establece que los dos acusados tenían el propósito de atracar a la víctima, pero el primer disparo no le causó de forma inmediata la muerte, por lo que Manuel dos Anjos "le asestó un segundo disparo, tras el que falleció". Entonces robaron las pertenencias del muerto, si bien el joven sólo tenía un teléfono móvil.

La acusación particular que representa a la familia de la víctima, eleva la petición de penas a 20 años para cada uno por un delito de asesinato y otros 5 por el delito de robo. Las defensas de los procesados piden su libre absolución.

Los procesados iban en un coche robado y también el arma había sido sustraída

"Acaba con él , acaba con él". Con esta frase Roi Caride urgió a su amigo Manuel Dos Anjos que rematara al joven vigilante Xosé Álvarez una vez que ya había recibido un primer disparo, según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía. El vigilante seguía moviéndose y murmurando en voz baja, por lo que Roi le dijo a Manuel "acaba con él, acaba con él", según el escrito de acusación.

El Ministerio Público expone que Manuel, viendo que el vigilante seguía dentro de su coche y que la puerta estaba cerrada, "con el ánimo de apropiarse de lo que la víctima pudiera tener en el interior y utilizando un objeto contundente, rompe el cristal de la ventanilla, le pone el cañón del arma en la garganta y efectúa un segundo disparo a bocajarro, dejando Xosé Álvarez Nión de moverse".

Este segundo disparo provocó una herida cervical y fracturó una vértebra al joven, que falleció. A continuación, siempre según el relato de los hechos de la Fiscalía, los dos acusados abrieron el coche y Manuel registró tanto los bolsillos del joven vigilante como el vehículo. Roi le sugirió a su amigo que buscara si había una cartera, apoderándose él del móvil de la víctima. Los dos acusados, según el Ministerio Público, realizaron varias llamadas con dicho teléfono hasta que lo tiraron, no habiendo sido recuperado.

La Fiscalía sostiene que ambos acusados "eran conocedores de que el guarda de seguridad estaba desarmado". Tras el crimen, según declararon algunos testigos que coincidieron con ellos, los dos amigos se fueron fe fiesta a celebrar San Roque en Vigo y habrían contado lo ocurrido a varios amigos.

Ambos procesados fueron detenidos horas después por la Policía Nacional en Vigo cuando intentaban forzar la gasolinera de un híper. Circulaban en el mismo coche robado y en su poder tenían la carabina con la que mataron al vigilante. El juzgado de Instrucción 5 de Vigo sigue la causa por este robo, así como por la sustracción del vehículo y del arma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine