05 de octubre de 2017
05.10.2017

Adiós a 3 heroínas contra el cáncer

La vida de tres luchadoras incansables de Adicam se apaga en solo 10 meses -"Nos enseñaron a valorar la vida; su lema, nunca rendirse"

05.10.2017 | 02:05

Luto de lazos rosas. La lucha contra el cáncer de mama acaba de cerrar una nueva página. El último adiós que O Morrazo dio ayer a la buenense Ana Romero, directiva de la Asociación de Diagnosticad@s de Cancro de Mama "Adicam" se suma al duelo aún reciente por la pérdida de la fundadora y corazón de la asociación, Fina Acuña, y a la despedida de otra luchadora y directiva del colectivo, Silvia Fernández, en menos de diez meses. 2017 ha sido un año aciago.

"Se fueron tres campeonas que nos enseñaron a las demás, que nos quedamos aquí, a valorar la vida", reconoció aún emocionada la actual presidenta, Olga Sotelo, al salir del funeral de Ana Romero.

En diciembre falleció Silvia Fernández; en el mes de julio se fue Fina Acuña y esta semana fallecía Romero a los 52 años de edad. Había sido operada de un cáncer de mama y posteriormente se sometió a una operación para la reconstrucción del pecho. Al parecer esa intervención fue el origen de una posterior enfermedad degenerativa, que finalmente apagó su vida el pasado lunes.

El luto de Adicam se hace extensivo a Vigo y su comarca. Destacan el ejemplo que suponen personas como estas tres afectadas, por su tesón y ganas de seguir adelante. "Las tres fueron luchadoras con una sonrisa en la cara, siempre positivas, animando a todas... Nunca se vinieron abajo. Su lema era 'prohibido rendirse'. Como ellas tres no hay otras. Tenemos que mantener la esperanza aunque cada vez llegan chicas más jóvenes, que es lo más triste", añadía Olga Sotelo. "Queremos que se acabe 2017 para olvidarlo ya, es un golpe muy duro", reconocía otra integrante de Adicam, tratando de que el dolor del impacto social no empañe la energía que las caracteriza.

Y es que el 16 de julio fallecía en un centro hospitalario de Vigo Fina Acuña Graña, la fundadora de la Asociación y su presidenta hasta hace apenas un año. La noticia supuso un mazazo para su familia y compañeras. "Era valiente, luchadora, incansable, siempre con una sonrisa en la cara y consolando a los demás cuando a lo mejor era ella quien estaba enferma", recuerda con emoción la actual presidenta quien recogió su testigo. A lo largo de estos casi 18 años Acuña se convirtió en uno de los referentes y símbolos de la lucha contra esta enfermedad.

Fina Acuña tenía 48 años y llevaba luchando contra el cáncer de mama desde antes de cumplir los 30. La primera vez que apareció en su vida fue en 1999 y en 2001 decidió crear una asociación para ayudar a otras mujeres en su misma situación y que tuviesen un lugar al que acudir. Todo en un momento en el que la lucha contra el cáncer de mama no tiene la relevancia social de hoy en día.

Hace justamente un año, el hospital Povisa sacó a la luz un vídeo para infundir energía y animar a llevar una vida normal a las pacientes con esta enfermedad. El vídeo, colgado en las redes sociales, estaba protagonizado, precisamente, por la canguesa Silvia Fernández.

Tras seis años de lucha contra la enfermedad, se convertía en la cara visible de la lucha contra el cáncer de mama en el área sanitaria de Vigo: con sus hijos y dos enfermeras, prestó su historia para argumentar un vídeo del hospital Povisa titulado "Tú cuida de los tuyos. Nosotros cuidamos de ti". En él charlaba y aconsejaba a sus hijos mientras mostraba sin complejos las secuelas de esta enfermedad y de su tratamiento.

Silvia Fernández moría el 14 diciembre con 41 años pero su ejemplo, al igual que el de Fina Acuña y Ana Romero, será perenne.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook