Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras que Vigo verá finalizadas en 2022

La Ciudad de la Justicia se inaugurará este año

El traje que lucirá la urbe más poblada de Galicia presumirá en 2022 de nuevas infraestructuras, plazas renovadas, más espacios de ocio, calles más amables para los ciudadanos, la continuación del programa Vigo Vertical –un ascensor para unir la Travesía de Vigo con la calle Aragón o la segunda fase de las rampas de Gran Vía– o una nueva estación de autobuses. La urbe seguirá el camino de la modernización, una tendencia que, en el año que ya vemos por el retrovisor, fue protagonizada por la apertura del Centro Comercial Vialia Estación de Vigo y la puesta en marcha de la renovada estación de trenes de Urzáiz, pero también por la finalización de una parte de las obras del paseo de As Avenidas, la nueva Ronda de don Bosco, que se ha convertido en un punto de reuniones habitual para los vigueses, la eliminación del viaducto sobre Alfonso XIII, la remodelación de campos de fútbol o las inauguraciones de las sedes de la Zona Franca en Areal y de la Universidad de Vigo en O Berbés, donde ya funciona el albergue de peregrinos.

Porta do Sol

Una de las actuaciones más esperadas es la que se ejecuta en los terrenos sobre los que funcionaba antaño el Hospital Xeral: la Ciudad de la Justicia, la infraestructura judicial más importante de toda Galicia. Se inaugurará a principios de este año tras una inversión de 42 millones de euros en un lustro. En sus 44.000 metros cuadrados, dará cobijo a 38 unidades judiciales, una escuela infantil de 41 plazas, Fiscalía de Área, las dos secciones de la Audiencia Provincial y la subdirección del Instituto de Medicina Legal (Imelga). Esta intervención alumbra la recuperación de un edificio emblemático en la ciudad, pieza clave del skyline vigués.

Obras de la nueva estación de buses

La receta de la humanización de espacios, un clásico en los años anteriores, volverá a destacar en el suelo vigués a lo largo del año que ayer descorchamos. En este apartado, el papel principal lo tiene Porta do Sol, que se verá totalmente peatonalizada. Se convertirá en la gran plaza de Vigo: una explanada peatonal en el kilómetro cero de la ciudad homologable a la de otras grandes ciudades tanto de España como de Europa, con unos 8.000 metros cuadrados libres de tráfico, adornados con fuentes, mobiliario urbano y una réplica ajardinada de las islas Cíes. El túnel que enlazará Policarpo Sanz con el tramo final de Elduayen maneja tiempos diferentes: se esperan avances considerables a lo largo de este ejercicio.

Trabajos de mejora de As Avenidas

Más acciones de humanización que veremos listas en 2022: la segunda fase de las rampas de Gran Vía. Se instalarán dos cintas –una, desde Venezuela hasta Bolivia, y otra, desde Bolivia hasta Nicaragua–, que tendrán capacidad para transportar a 7.300 personas por hora y se cubrirán del mismo modo que las de la primera fase, con perfiles metálicos y vidrio. Las obras, con un plazo de ocho meses, empezarán una vez finalizadas las fiestas navideñas. En este capítulo, destacan, a su vez, la continuación de la Vía Verde o la reforma de la Praza da Miñoca, que dispondrá de un río artificial que desembocará en un estanque, árboles nobles e iluminación de bajo consumo: se espera su finalización en el mes de junio.

También en 2022, Vigo estrenará una nueva estación de autobuses. Estará integrada en el complejo Vialia. La apertura, que se prevé a finales del primer trimestre, escribirá el punto final de la dotación de la avenida de Madrid, cuyo futuro está en el aire. Xunta y Concello no coinciden a la hora de determinar su uso futuro: el gobierno local apuesta por una gran zona verde y reordenar el tráfico entre Antonio Palacios y Gregorio Espino; el autonómico, por un centro intergeneracional. Su puesta en marcha depende de la terminación de los accesos: desde Lepanto, se está ejecutando un túnel de conexión con la AP-9 que estará listo, según las previsiones, a principios de este año.

El ejercicio que acaba de empezar será el de la recuperación total del paseo de As Avenidas –el tramo enlosado y el de madera–; el de la finalización del nuevo Hotel Attica21 Vigo Business & Wellness en Samil o de la reforma del Pazo da Oliva, en el Casco Vello –tendrá uso social y hostelero–; y el de la continuación de la humanización de la avenida de Beiramar.

Compartir el artículo

stats