10 de diciembre de 2008
10.12.2008

De la industria cervecera a la pesca congelada

Investigadores gallegos usan cascacarilla de cebada para envases alimentarios

10.12.2008 | 01:00
Ensayos de aprovechamiento de residuos de la industria cervecera.

La cascarilla de cebada, que se obtiene en el proceso de fabricación de la cerveza, era hasta ahora sólo un residuo sin valor comercial para la industria del sector. Sin embargo, mediante un proceso químico es posible obtener de ella un extracto natural con alta capacidad antimicrobiana y antioxidante. Tal extracto, aplicado a modo de barniz a la película de plástico en la que se envuelve el pescado congelado, se ha demostrado eficaz a la hora de retrasar el proceso de oxidación -degradación de los lípidos- de pescados como el salmón, el bacalao, la merluza o el fletán.
Los autores de tal comprobación son científicos del Centro Tecnolóxico do Mar de Vigo comandados por Julio Maroto, y de la Facultad de Farmacia de Santiago, coordinados por José Manuel Cruz, que tiene en su expediente investigador abundantes muestras de las posibilidades de aprovechamiento de residuos agroindustriales, como los de la cerveza o incluso el eucalipto y el bagazo de uva, para la obtención de compuestos naturales con diferentes aplicaciones en el campo alimentario.
El proyecto para la mejora del envasado referido al pescado recibió el nombre de Actiplast y fue financiado con cargo al Plan Galego de I+D+i y en la actualidad, según detalla José Manuel Cruz, es ya objeto de una solicitud de patente con el sistema de incorporación del extracto obtenido a partir de la cascarilla de cebada en el plástico del envasado del pescado congelado, que en las pruebas, ha logrado retrasar la oxidación hasta un par de meses.
Los investigadores -en el programa Cenit-Ingenio 2010 y, concretamente, en el proyecto Futural -, con participación de más de 25 empresas del sector de la alimentación tratan de avanzar más y desarrollar envases activos de uso alimentario aprovechando residuos de la industria cervecera. "La cerveza tiene un exceso de polifenoles sin aplicación ni valor comercial; nosotros desarrollamos un proceso para recuperar y aprovechar estos residuos e incorporarlos a los materiales plásticos de envasar productos cárnicos o precocinados", avanza Cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine