Síguenos en redes sociales:

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Personal de Profeplás delante del decantador más grande que ha fabricado hasta ahora. // Bernabé

Decantador gigante 'made in' Lalín 2000

Profeplás saca al mercado uno de los mayores tanques de polietileno fabricados en España

Totalmente plástico, construido en polietileno, mide 4,5 metros de diámetro y 8 de altura, está apoyado sobre unas patas de tubo de 500 milímetros y cuenta con una capacidad de decantación de 50.000 litros por hora. Son las principales características del mayor decantador que ha salido de las instalaciones que Profeplás tiene en el polígono Lalín 2000.

Totalmente plástico, construido en polietileno, mide 4,5 metros de diámetro y 8 de altura, está apoyado sobre unas patas de tubo de 500 milímetros y cuenta con una capacidad de decantación de 50.000 litros por hora. Son las principales características del mayor decantador que ha salido de las instalaciones que Profeplás tiene en el polígono Lalín 2000.

Profesionales del Plástico SL es una empresa que se dedica a la fabricación de equipos y piezas especiales en termoplásticos. Cuenta con una gran variedad de productos hechos a medida para agricultura, acuicultura, industria química, galvanotecnia o depuración de aguas. Además, en los últimos años cuenta con la representación del noroeste de España de Paneltim, una firma belga que produce paneles de polipropileno que utilizan para hacer los separadores de granjas de porcino, tanto de cebo como de destete. Al contar con herramientas específicas para este tipo de material, les permite poder soldarlas y transformarlas y, de este modo, ofrecer un producto hecho a medida con las cuatro caras completamente cerradas.

Doce países

Colaborando con varias ingenierías nacionales, Profeplás ha conseguido situar sus equipos en centrales nucleares y petrolíferas de doce países repartidos en tres continentes. Entre otros trabajos realizados, han suministrado el sistema de decantación y ligiviado de la compañía de neumáticos Continental en el Reino Unido. En el caso del decantador gigante que acaba de salir de su factoría -uno de los mayores fabricados en España-, su destino está más cerca, pues será instalado en una empresa gallega.

Nació a principios de 2013 de la unión de trabajadores de caldererías plásticas con más de diez años de experiencia y con la meta de convertirse en un referente nacional en termoplásticos. Profeplás apuesta por "un equipo joven y dinámico" y, tras casi seis años en el mercado, cuenta con una quincena de trabajadores, y con los departamentos de diseño y cálculo externos suman 18 personas a la plantilla. Con herramientas de última generación y la adquisición, a principios de año, de un centro de mecanizado, sus fundadores siguen "con la misma ilusión y esfuerzo" con la que se decidieron a empezar su aventura.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción