14 de junio de 2018
14.06.2018
esgrima

Grave accidente de Judith Rodríguez

La joven de El Olivo ha reaccionado con gran coraje a la amputación parcial de la pierna derecha

14.06.2018 | 02:13

Judith Rodríguez, una de las tiradoras más prometedoras de la esgrima española, miembro del Club El Olivo, ha sufrido la amputación parcial de su pierna derecha por culpa de las heridas sufridas en un accidente de tráfico. La viguesa, de 22 años, se encuentra ingresada en el Hospital Clínico de Valladolid, a la espera de su traslado a Galicia. Sus íntimos cuentan que ha reaccionado con gran ánimo.

Judith ya había demostrado su carácter corajudo precisamente en el Campeonato de España por Clubes al que había acudido, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Pese a estar lesionada de un hombro, participó y fue capaz de liderar la remontada de El Olivo, que conquistó el subcampeonato tras un complicado inicio. Fue al emprender el regreso a Vigo el domingo por la tarde cuando se produjo el accidente. El coche que conducía su padre, Manuel Rodríguez, y en el que también viajaba Xiana Pérez Ogando, compañera de El Olivo de 18 años, se salió de la vía y volcó en la mediana del kilómetro 72 de la autopista AP-6, a la altura de Navas de San Antonio (Segovia).

Emergencias 112 de Castilla y León recibió el aviso a las 16.00 horas. Hasta el lugar se desplazaron los bomberos de Segovia, la Guardia Civil de Tráfico, un helicóptero sanitario, una UVI móvil de Emergencias Sanitarias (Sacyl), una ambulancia de soporte vital básico y personal facultativo de Atención Primaria del centro de salud de El Espinar (Segovia).

Judith, que iba sentada en el asiento del copiloto, se encontraba atrapada en el interior del vehículo y tras ser liberada, ante la gravedad de sus heridas, fue trasladada al Hospital Clínico de Valladolid. Manuel Rodríguez y Xiana Pérez fueron atendidos en el Complejo Asistencial de Segovia. Pese a la aparatosidad del accidente y el deteriorado estado en que quedó el coche, Manuel solo sufre magulladuras y Xiana se ha fracturado dos dedos de la mano derecha.

Las lesiones de Judith, en cambio, han llevado a los médicos a amputarle la pierna derecha por debajo de la rodilla. También sufre fracturas en el codo y la muñeca derechas, de las que deberá ser intervenida. Pero habrá que esperar algunos días por culpa de las abrasiones. Esa operación podría acometerse ya en Vigo y el pronóstico es optimista en este caso respecto a la movilidad y recuperación.

Judith, que estuvo consciente en todo momento y desde el primer momento entendió la situación, ha reaccionado con gran entereza. Se ha mostrado convencida de que será capaz de superar los obstáculos que la pérdida de parte de su pierna le pueden suponer.

La deportista viguesa está a punto de concluir los estudios en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, pues solo le falta una asignatura. Su padre, directivo del club, ha estado muy vinculado también al balonmano con el Academia Octavio.

Muestras de afecto


La noticia ha desatado a la vez una ola de muestras de afecto que retrata la especial categoría humana y deportiva de Judith. Toda la familia de la esgrima española se ha volcado con ella y con El Olivo. Ha recibido la visita de compañeras como María Mariño, Irene Romero y Carlos Llavador, el actual campeón de España y candidato probable a olímpico en Tokio.

Las instituciones también le han transmitido su apoyo; entre otros, el Concello de Vigo, que recuerda que "Judith no solo pertenece a una excelente generación de tiradoras del club vigués, sino que además se ha implicado siempre en la promoción del deporte local, especialmente el femenino, con su presencia en los actos deportivos del Día de la Mujer o en cualquier otra actividad impulsada por el Concello o por su club". El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete Lasa, ha conversado directamente con la familia para prestarle su apoyo, así como el alcalde de Vigo, Abel Caballero; la directora xeral para o Deporte, Marta Míguez; el director general del Sergas y el concelleiro de Deportes de Vigo. El Celta le ha enviado un mensaje a través de sus redes sociales: "Moito ánimo e todo o apoio da familia celeste á deportista viguesa Judith Rodríguez e aos outros integrantes do club O Olivo".

También ha mostrado su interés Desiree Vila, la gimnasta gondomareña a la que amputaron la pierna derecha por culpa de una negligencia médica al tratarle una fractura deportiva. Sucedió en 2015, cuando tenía 16 años. Vila acaba de escribir un libro sobre su proceso de recuperación titulado "Lo único incurable son las ganas de vivir". Actualmente reside en el CAR de Madrid, donde prepara como atleta su asalto a los Juegos Paralímpicos de Pekín 2020. Judith y Desiree han quedado en verse cuando sea posible.

Talentosa y comprometida | La calidad de Judith le ha supuesto varias distinciones, como las que ha recibido en la Gran Gala de Vigo e Comarca. Se muestra además muy activa y comprometida en la vida social viguesa. Monitora de esgrima en El Olivo y en las escuelas municipales, participa en las actividades solidarias para las que es requerida y se preocupa por la promoción de su deporte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes