Hoja de ruta de Telefónica para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas :: Prensa Ibérica para Teléfonica
Latido
0  /  100
keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right

Hoja de ruta de Telefónica para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas

Pilar Enériz

La operadora estima que las soluciones digitales son fundamentales para alcanzar las metas de mejora de la calidad de vida, tener un crecimiento equitativo y proteger el planeta. Los ODS son el programa más ambicioso de la historia reciente para abordar los principales problemas sociales y ambientales a los que se enfrenta la humanidad.

En el escenario de pandemia al que se enfrenta la humanidad, con una creciente amenaza de pérdida de vidas y de desplome económico generalizado (el Banco Mundial proyecta un desplome del PIB global tres veces mayor que en el peor año de la Gran Recesión), más de mil CEOs procedentes de más de 100 países han firmado la Declaración a favor de una cooperación mundial renovada del Pacto Mundial en la que se comprometen a realinearse con la misión de las Naciones Unidas para dirigir nuestro mundo hacia un camino más equitativo, inclusivo y sostenible a través de conseguir hacer realidad los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Una nueva forma de mirar el mundo

Este propósito es hoy más exigente que nunca y, para intentar alcanzarlo, se hace necesario fortalecer las herramientas digitales disponibles e implementar otras nuevas, ya que como ha señalado José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, la pandemia nos ha metido en “una máquina del tiempo que ha acelerado cinco años todos los procesos digitales, y ha demostrado también que cuando el mundo físico se cierra, el mundo digital permanece abierto”. El teletrabajo, el comercio electrónico, la salud, el entretenimiento, la educación on line o la Inteligencia Artificial han hecho posible que la vida siga y también han ayudado a prevenir nuevos brotes.

¿Qué es el Programa ODS?

El 25 de septiembre de 2015 representantes de 193 países se reunieron en Nueva York con el objetivo de impulsar la Agenda 2030, un compromiso articulado en diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) asociados a 169 metas. El propósito de esta iniciativa fue implicar a los agentes económicos para avanzar hacia la erradicación de las desigualdades en el mundo, así como fomentar un modelo de producción y consumo más sostenible y responsable. Invertir en la lucha contra las desigualdades e injusticias sistémicas mediante la adopción de decisiones inclusivas, participativas y representativas en todos los niveles de nuestro negocio

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son hoy el programa más ambicioso de la historia para abordar los principales problemas sociales y ambientales a los que se enfrenta la humanidad.

Telefónica es una de las compañías firmantes cuyo presidente, José María Álvarez-Pallete, ha destacado las dificultades añadidas que supone tener que lidiar con la peor pandemia del siglo XXI hasta el momento, un nuevo obstáculo para paliar las desigualdades entre personas y países, así como la necesidad de implementar soluciones que pasan por la digitalización y la conectividad.

Herramientas imprescindibles

La digitalización y la conectividad son dos piezas claves para alcanzar los ODS en 2030 y en la situación actual del COVID, como elemento básico clave para el soporte económico y social. La recomendación de Naciones Unidas pasa por la innovación y el progreso tecnológico para descubrir soluciones duraderas frente a los desafíos económicos y medioambientales de la actualidad. En esta coyuntura, la compañía Telefónica apuesta por Internet y las soluciones digitales–con la conectividad como base- para poder “construir, entre todos, un mundo mejor, en el que nadie se quede atrás. Las nuevas tecnologías mejoran la calidad de vida de las personas, facilitan un crecimiento equitativo y protegen el planeta”.

La apuesta de Telefónica por la transformación tecnológica y digital se materializa en el ODS 9, que consiste en “construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación”. Se trata del ODS principal para la compañía, aunque “tenemos otros proyectos dirigidos a contribuir al resto de objetivos, con una influencia más directa en los de crecimiento económico”.

ODS9, la necesidad de potenciar la transformación digital

La apuesta por la transformación tecnológica y digital desde la perspectiva de Telefónica se materializa en el ODS 9, que consiste en “construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación”. Se trata del ODS principal, aquel en el que el negocio de la empresa impacta con más fuerza.

La aportación al ODS 9 se debe en gran parte a la inversión en la red. De este modo, se promueve la inclusión digital para que nadie se quede atrás. ¿Cómo lo hace Telefónica? Además del despliegue de infraestructura, a través de la innovación tecnológica y una oferta accesible y asequible, así como con la modernización de la industria a través de soluciones digitales que también buscan un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. Estos objetivos en su sentido más amplio son básicos para asegurar la continuidad del negocio en el medio y largo plazo.

Ética y valores

Todos los objetivos y tareas precedentes no se pueden alcanzar sin una base ética, en este sentido el presidente de Telefónica no se cansa de aportar su visión de futuro, a propósito del nuevo mundo digital que nos ha sobrevenido. Estás son algunas de sus más significativas declaraciones:

Estamos viviendo uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado la humanidad en la historia reciente. Las compañías debemos guiarnos por valores y responsabilidad, supeditando los intereses particulares a los del conjunto para salir como una sociedad mejor.

Cuanto hagamos hoy formará parte de nuestro legado, no sólo para la sociedad, sino para las futuras generaciones de nuestras empresas.

Esta crisis ha sacado lo mejor de Telefónica. Nuestra misión nunca ha tenido tanto sentido: hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas. Y eso es lo que hacemos.

Hay que ser humildes, porque nadie es inmune a acontecimientos extraordinarios y ahora toca lo más difícil, relanzar la economía. La recuperación y la reinvención económica de España van de la mano de la digitalización.

José María Álvarez-Pallete
A modo de resumen: 5 claves para colocar las personas en el centro

Cinco han sido los ejes principales de actuación desde la perspectiva de Telefonica: “Impulsar la digitalización para una sociedad y una economía más sostenible; abordar las desigualdades invirtiendo en las aptitudes digitales; construir una conectividad inclusiva y sostenible; garantizar una competencia justa mediante la modernización de los marcos fiscales, regulatorios y de competencia; y mejorar la confianza mediante un uso ético y responsable de la tecnología”.

Arancha Diaz-Lladó, Directora de Propósito, Diversidad y Agenda 2030 en Telefónica S.A.

¿Cuáles considera las piezas clave y las herramientas necesarias para alcanzar los ODS en 2030?

Las tecnologías de la información y la comunicación son una herramienta fundamental para acelerar el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Nos permiten lograr resultados a una escala y a una velocidad que eran inconcebibles hasta hace relativamente poco tiempo. Pensemos en los cambios que estas tecnologías están produciendo en ámbitos tan diversos como la atención sanitaria, el comercio, la educación o la agricultura… La terrible crisis que estamos viviendo y los confinamientos no han hecho sino reforzar y poner de manifiesto la importancia de la conectividad para que el mundo continuara funcionando: la educación a distancia, el teletrabajo, compras online, nuestra vida social… La diferencia entre estar conectado y no estarlo es abismal.

El ODS 9, en particular, busca crear una infraestructura resiliente, promoviendo una industrialización inclusiva y sostenible y fomentando la innovación (concretamente la meta 9.c de los ODS). Es aquí donde Telefónica juega un papel esencial.

Desplegar infraestructuras es una pieza fundamental pero no suficiente. A partir de esa infraestructura es necesario desarrollar servicios que aporten valor, que nos permitan obtener todo el partido socioeconómico a la fibra y la tecnología. Y es preciso además incrementar la capacitación digital de la sociedad y las empresas. Programas específicos como Conecta Empleo de Fundación Telefónica, ligados al ODS 4 sobre Educación, están formando en las nuevas capacidades y tecnologías necesarias para abordar la nueva economía digital.

Finalmente, la red es clave para avanzar en otros ODS, en particular aquellos que tienen que ver con la energía no contaminante (7), la producción y el consumo responsable (12) y la acción por el clima (13) o la creación de ciudades y comunidades sostenibles (11).

En este sentido, Telefónica ha desarrollado el sello Eco Smart que muestra los beneficios ambientales de sus productos y servicios para empresas. De este modo, sus clientes pueden identificar cómo están contribuyendo a proteger el medioambiente al implantarlos. Estamos convencidos de que esta será una línea de crecimiento importante en los próximos años.

¿Qué medidas está tomando la compañía para que esos objetivos lleguen a la base, es decir a los clientes, y no se quede nadie atrás?

El modelo de negocio de Telefónica pasa por dotar de conectividad sin dejar a nadie atrás y también por desarrollar esos servicios que aporten valor. Este enfoque nos exige abordar distintas brechas:

En primer lugar, la brecha de acceso: el acceso a redes de comunicación de banda ancha con velocidades superiores a 100Mb es estratégico para el desarrollo económico y social. En este sentido, el despliegue de red junto a una apuesta por soluciones digitales en ámbitos como la salud, la administración pública o la educación, tienen un potencial enorme. Para ello es clave el despliegue de fibra y compaginar y ampliar esta cobertura con el despliegue de 5G.

En segundo lugar, es vital abordar la brecha de habilidades digitales a todos los niveles, desde las competencias más básicas (por ejemplo, para que personas mayores utilicen servicios de telemedicina o videollamadas) a las más avanzadas en programación o big data analytics.

Finalmente, es necesario aprovechar las capacidades técnicas y las nuevas redes como 5G para desarrollar servicios y soluciones que ayuden a mejorar la productividad, la eficiencia y la forma de abordar los retos sociales y ambientales. El 5G es una herramienta fundamental que va a transformar muchos sectores industriales.

Cree que este camino ético de Telefónica y otras empresas que han firmado el programa de desarrollo sostenible afectará positivamente a la economía global?

No puede ser de otra forma. Las empresas somos un actor clave para hacer frente a los grandes retos sociales y medioambientales de nuestro tiempo. Podemos elegir arrastrar los pies y formar parte del pelotón o podemos asumir este reto como propio, ponernos al frente de la manifestación y aportar nuestras capacidades para construir un mundo más justo.

En Telefónica tenemos clara la opción que elegimos. Queremos estar al frente. Y lo hacemos así no solo porque es lo correcto, sino también porque estamos convencidos de que esta es la mejor manera de asegurar el crecimiento de nuestro negocio y la supervivencia de nuestra compañía en el largo plazo.

Tenemos un arma poderosísima para hacerlo: la digitalización es y será una pieza esencial para impulsar una recuperación más justa y verde. No lo decimos nosotros, lo dice Naciones Unidas en su agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

¿Qué valoración hace de esta estrategia de su compañía y como se perfila el enfoque empresarial en la era post-covid?

Crisis sanitarias como la actual han revelado la importancia de aplicar valores a la actividad empresarial, donde el foco debe orientarse siempre hacia el ser humano y la sociedad.

A principios de año, en el contexto del Foro Económico Mundial de Davos, saltaba a las cabeceras de los principales medios internacionales el concepto “stakeholder capitalism”, que muchos han traducido como “capitalismo responsable”. Este modelo establece que el propósito de una empresa es involucrar a todos sus grupos de interés en la creación de valor compartido y sostenido. Al crear dicho valor, una empresa sirve no solo a sus accionistas, sino a todos sus grupos de interés: empleados, clientes, proveedores, comunidades locales y la sociedad en general.

La mejor manera de comprender y dar coherencia a los intereses divergentes de todas las partes interesadas es a través de un compromiso compartido con las políticas y decisiones que fortalecen el futuro a largo plazo de una empresa. Esto es lo que tratamos de hacer en Telefónica al formular nuestro propósito: hacer nuestro “mundo más humano conectando la vida de las personas”.

Con la expansión del virus Covid-19 en todo el mundo, es el momento de poner en práctica este capitalismo responsable y de que las empresas aportemos nuestro grano de arena para ayudar a controlar la epidemia y a mitigar sus efectos en la población. Diversas organizaciones, entre ellas Telefónica, hemos decidido ir más allá y buscar un valor diferencial con el que ayudar a la sociedad en estos momentos de riesgo e incertidumbre.

Estas reacciones demuestran que es posible una contribución responsable y significativa de las empresas a la sociedad.