La inusual piscina de Portugal: climatizada, salada, gratis y fusionada con la arena de la playa

Desde el año pasado hay tres similares en varios arenales de este municipio de la costa lusa

Una de las piscinas climatizadas de Figueira da Foz (Portugal).

Una de las piscinas climatizadas de Figueira da Foz (Portugal). / CM Figueira da Foz

Alberto Blanco

Alberto Blanco

Piscinas junto al mar. No es algo nuevo. De hecho, en Vigo hay algunas de las más famosas: las de la playa de Samil. Otras habituales son las naturales, principalmente en zonas rocosas. Pero en Portugal le han dado una vuelta y han puesto en marcha un llamativo modelo: climatizadas, con agua salada y en plena arena. De hecho, fusionadas con la propia playa.

Se trata de varias piscinas ubicadas en el municipio de Figueira da Foz, donde el año pasado estrenaron estas zonas de baño climatizadas en pleno arenal. Pero tampoco son las primeras del país vecinos. Un año antes, en Vila Nova de Gaia, ya habían estrenado otra similar.

Una de estas piscinas de agua salada y climatizadas ubicadas en Figueira da Foz (en el distrito de Coímbra, en la región Centro de Portugal) está en la playa de Buarcos. Su agua se calienta gracias a una caldera conectada a la red eléctrica y alimentada con placas solares. Presume de un tamaño de 25 por 20 metros y tiene una profundidad de solo 1 metro.

Una de las piscinas climatizadas en una de las playas de Figueira da Foz.

Una de las piscinas climatizadas en una de las playas de Figueira da Foz. / CM Figueira da Foz

La capacidad aproximada de estas piscinas es de 70 personas. El acceso es gratuito, pero tienen un límite de permanencia de 30 minutos. Estas inusuales piscinas abren desde las 9.30 hasta las 13.00 h. y desde las 14.30 a las 19.30 h. (hora local). El acceso se realiza por orden de llegada.

Las piscinas climatizadas en las playas de Portugal se convierten en una alternativa perfecta para que los más pequeños de la casa (aunque también los mayores) puedan darse un tranquilo baño, algo que se complica en muchas playas de la costa portuguesa, donde las corrientes y las olas a mar abierto complican más el baño.

La otras dos piscinas de Figueira da Foz, similares, se ubican en la playa de a Claridade y  São Julião. El agua también es salada está climatizada. Su tamaño es de 28 por 20 metros y el funcionamiento es similar a la de Buarcos.

Vista de una de las piscinas de Figueira da Foz.

Vista de una de las piscinas de Figueira da Foz. / CM Figueira da Foz

Solo el año pasado, cuando se inauguraron, casi 70.000 personas se dieron un chapuzón en estas piscinas climatizadas fusionadas con la playa.

La más cercana a Galicia, en Vila Nova de Gaia

Pero las tres piscinas climatiazadas e integradas en la playa de Figueira da Foz no fueron las primeras de Portugal. Más cerca de Galicia, el municipio de Vila Nova de Gaia inauguró la primera en la playa de Canide Norte.

Al igual que las piletas de Figueira da Foz, la de Vila Nova de Gaia también es de acceso gratuito, tiene un tamaño de 20 por 25 metros y una profundidad de un metros. La temperatura del agua ronda los 28 grados. Según destacan desde la Cámara Municipal de Vila Nova de Gaia, estas piscinas son 100% sostenibles, ya que usan agua de mar calentada por paneles solares.

La piscina climatizada de Vila Nova de Gaia abre de 9.30 a 19.30 horas y tiene una capacidad para 50 personas que pueden permanecer en ella un máximo de 30 minutos.