Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fuego, maternidad y reguetón

Ema

La actriz chilena Mariana Di Girolamo, en "Ema".

La actriz chilena Mariana Di Girolamo, en "Ema".

El reguetón, al ritmo del poliamor, puede ser un grito de guerra o un himno en manos de Pablo Larraín, quien retrata a la generación más joven de Chile, cómo entiende el amor o la sociedad, por cómo baila. Una de las secuencias más notables de "Ema" es un duelo verbal sobre la lectura sociopolítica de un estilo musical que unos ven machista, pero que implica libertad para las chicas de Larraín -porque esta es, ante todo, una película de mujeres-. La portadora del fuego, "Ema", es Mariana di Girolamo, indiscutible motor de la obra, que le impele a prescindir de la sobriedad de "El club" y optar por cierta anarquía narrativa que desconcierta y atrapa en igual medida.

Compartir el artículo

stats