Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Otero - Cantante

"Hace dos años me planteé dejar la música"

El que fuera guitarrista de El Canto del Loco vuelve a abrazar la música tras una época convulsa

"Hace dos años me planteé dejar la música"

"Hace dos años me planteé dejar la música"

Con un extenso proyecto que celebra 20 años de carrera desde los inicios con El Canto del Loco y su pasado como El Pescao, David Otero se reivindica después de una época convulsa en la que pensó abandonar lo que más le gustaba en la vida. "Hace como dos años me planteé dejar la música, dejarlo todo", revela el artista madrileño. "No dejé de trabajar ni de componer un instante, pero un día estaba en un avión y pensé: 'Si se cae, me da igual'. Estaba en una situación en la que no sentía", cuenta con franqueza.

Para superar su bache mental, "no una depresión, pero sí una maraña de la que no sabía salir", acudió a un especialista. "Me dijeron que me enfocara primero en apagar el incendio. Todo ha consistido en cuidar mi alimentación y mi pensamiento para sentirme más sano. Me dijeron también que buscara algo que no tuviera que ver ni con mi familia, ni con mi trabajo ni con mis amigos, mi espacio propio", rememora Otero, que se aficionó de repente al golf.

Aunque da detalles de las causas de su mal momento, en la charla salen a relucir circunstancias complejas y adversas, como "la carta de libertad" de Sony Music que le llegó tras la publicación de su anterior álbum de estudio, "1980". "Me dijeron que no creían en mi proyecto y les di las gracias. Me pareció muy leal cómo me lo comunicaron, pero fue duro, porque es como si te echan de tu empresa después de 20 años", relata.

De todo se aprende, asegura. "Por ejemplo a poner buena cara al mal tiempo", apunta, antes de constatar que este proceso le ha llevado también a conocerse de una manera "que no sería posible de otro modo" y a "reenfocar" su carrera para "volver a conectar con cosas y canciones".

"Quizás este proyecto ha salido de ahí. De darme cuenta de dónde estaba mi esencia y celebrarlo", comenta de un proyecto de tres EP que irán viendo la luz a lo largo de este año. Este nuevo ánimo es el que está impreso en "Otero y yo", "una constelación" dividida en tres fases pero sin orden cronológico, que admite diversos puntos de vista y en el que amigos, artistas y camaradas como Cepeda, Bely Basarte, Georgina o Diego Cantero "Funambulista" han empapado "con su rollo" composiciones como "Aire" o "Castillos de arena". En su primer sencillo, "Una foto en blanco y negro", se reúne "de una manera muy natural" con Willy Bárcenas, voz cantante de Taburete.

Compartir el artículo

stats