Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la nube

Más falso que Instagram

La red trata de paliar las 'fake news' y los perfiles comprados, que engordan las cuentas del 60% de los 'influencers'

Más falso que Instagram

Más falso que Instagram

Cuidado con Instagram porque no es oro todo lo que reluce. Si siguen al futbolista del Real Madrid Toni Kroos, la mitad de sus seguidores son falsos, según un estudio que analiza los embustes de esta red social. España -que posee unos 13 millones de usuarios mensuales en Instagram- es uno de los países con más tramposos. Más de la mitad de los influencers españoles compran seguidores para engordar sus perfiles y rentabilizarlos con fines publicitarios. La otra cara de la moneda es aún más preocupante. El uso de perfiles fraudulentos para difundir noticias falsas e influir en la opinión pública preocupa a Instagram, que está implementando una serie de herramientas, consciente de que el hermano pequeño de Facebook se puede convertir en el nuevo nido de mentiras de cara a las próximas elecciones estadounidenses.

Instagram es "la plataforma más efectiva" para aquellos que intentan difundir información falsa con fines ideológicos. Esta es una de las conclusiones de un informe independiente encargado por el Comité de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, que se prepara para blindar sus elecciones del próximo año. Sin embargo, las medidas que la red social de Mark Zuckerberg está empezando a implementar se quedan en la superficie del problema.

Los usuarios podrán avisar a Instagram de todo el contenido falso que puedan detectar en la red social y este se eliminará de todos aquellos lugares donde los usuarios buscan contenido: la pestaña "explorar" o las búsquedas por palabras. Una vez más, la red social trata de aliarse con el usuario para combatir las fake news, pero pone poco de su parte porque ni elimina completamente las publicaciones, ni prohíbe ciertos contenidos en la red, ni tampoco establece un control interno que revise cada publicación y contraste su veracidad.

Con unas medidas tan laxas, no es de extrañar que Instagram se haya convertido en un embuste. El 60% de los "influencers" españoles utiliza métodos artificiales de crecimiento, según el informe "El estado del influencia marketing en 2019". En concreto, un 21% de los perfiles influyentes del país compra seguidores y un 30% adquiere comentarios. España ocupa la cuarta posición en la lista de países con mayor porcentaje de trampas para crecer en Instagram, por detrás de los alemanes, japoneses y franceses.

La lista de rostros conocidos a nivel mundial que han engordado su cuanta de Instagram la encabeza el futbolista del Real Madrid Toni Kroos, que cuenta con un 51% de seguidores falsos, según el Instituto de Interpretación de Música Contemporánea (ICMP). Le siguen de cerca la presentadora estadounidense Ellen DeGeneres (49%) y el centrocampista del equipo merengue Isco (49%). Kourtney Kardashian (46%) y la cantante Taylor Swift (46%) también aparecen en esta lista.

Compartir el artículo

stats