Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El terror en primera persona

Utoya. 22 de julio

Un plano de "Utoya. 22 de julio". / Caramel Films

Un plano de "Utoya. 22 de julio". / Caramel Films

Los monstruos que acechan a los niños no se esconden bajo sus camas, sino en las redes. Engordan con odio y devoran a quienes piensan distinto, como ocurrió en Utoya (Noruega) el 22 de julio de 2011, cuando un terrorista asesinó a 77 chicos. Si el miedo es terrible, el de un ataque así es peor. Poppe entrevistó a muchos supervivientes y cuenta su versión. "Utoya" es una película-experiencia: el espectador es uno de los chicos acribillados y siente su angustia y pánico. No hay piedad en los 72 minutos de tiroteo y huida en tiempo real resueltos en un plano secuencia que nos arrastra junto a la protagonista en una narración que recuerda a "El hijo de Saúl", otra película sobre el Terror.

Compartir el artículo

stats