Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presunción de excelencia

El EP "Primavera" confirma las buenas perspectivas de la banda viguesa Presumido, que de modo lento pero seguro conquista a más y más público. El proyecto electrónico de Tarci Ávila y Nacho Dafonte actuará en el Portamérica dentro de 15 días

Portada de su EP "Primavera".

Portada de su EP "Primavera".

Ya hemos disfrutado la mitad de la pizza "Cuatro estaciones" de Presumido y tenemos ganas de más. El dúo de pop electrónico formado por Tarci Ávila y Nacho Dafonte ha publicado "Primavera", la segunda de las cuatro porciones en forma de EP que están sacando del horno de su creatividad hasta completar su segundo álbum, "Cuatro estaciones", que prevén publicar más adelante en formato físico. Servidos ya "Invierno" y "Primavera", estamos, pues, en el ecuador de este proyecto autoproducido y autoeditado, que sucede a su aclamado debut, "Vendetta" (2017), y que está dejando sensaciones inmejorables.

"Lágrimas de belladona", "A la guillotina el miedo" y "Más duro que tu cara" son las tres canciones de "Primavera", EP producido, grabado y mezclado por Iago Lorenzo y masterizado en Alemania por Robin Schmidt (Placebo, Mando Diao, The Kooks).

Ellos dicen que, para bien o para mal, nadie en España hace este tipo de música, que para los menos familiarizados entronca claramente con Depeche Mode y Kraftwerk, si hablamos de las referencias más clásicas; con unos Dorian o La Casa Azul más oscuros; y con artistas internacionales tan variados como Bon Iver, James Blake, y Taylor Swift. Sin olvidar a Tino Casal, al que reivindican como máximo exponente español del pop electrónico. El resultado es una música que permite, parafraseando el título de la canción de Bruce Springsteen, "bailar en la oscuridad".

Para este nuevo EP han bebido en exclusiva, dicen, de artistas internacionales como Foster The People, St. Vincent, Junior Boys y Apparat.

"Lágrimas de belladona" es una de esas canciones que se percibe como un éxito instantáneo, y que gracias a una melodía infalible y a un estribillo contagioso es capaz de hacernos bailar con una letra que alude a un veneno y a la muerte, y que comienza con un símil más que explícito: "No soy tu consolador, no quiero sentirte dentro". Para los nostálgicos de los 80, recuerda a éxitos de Visage y The Human League.

"A la guillatina el miedo" confirma la habilidad de Presumido para combinar las letras oscuras (de nuevo la muerte como oscuro telón de fondo) con las melodías prístinas y los estribillos luminosos. "Soy más duro que tu cara" suena a los sintetizadores analógicos de los últimos álbumes de Depeche Mode, y como muchas de las canciones compuestas por Martin L. Gore, extrae belleza del dolor y la pérdida.

Presumido nació en 2013 como proyecto unipersonal de Tarci Ávila, al que luego se unió Nacho Daponte. Su "Vendetta" fue considerado uno de los mejores discos de 2017 para más de 20 medios, entre ellos el programa "Hoy Empieza Todo", de Radio 3. Esto les ha permitido actuar en eventos de prestigio como el Día de Los Museos de Radio 3 y el World Pride. Y en un par de semanas -el 6 de julio, compartiendo cartel con Andrés Calamaro y Depedro- actuarán en el Festival Portamérica, en Caldas de Reis.

Después de dar la campanada con su debut, fueron noticia por empeñar todos sus instrumentos para obtener la carta de libertad de su compañía, y lanzar una campaña de micromecenazgo para recuperarlos. Lo lograron en solo dos semanas, mucho antes que lo esperado. Al no estar atados por ninguna compañía pueden llevar al límite su afán de experimentación. Ellos mismos se construyen sus propios instrumentos y luces.

El riesgo de ir publicando progresivamente cuatro discos en formato EP, con 3 o 4 canciones cada uno, es que no se pueden esconder las posibles canciones de relleno como si publicaran de golpe un álbum de 12 canciones. El formato EP nos permite dedicar tiempo a paladear cada una de las porciones de "Cuatro estaciones", y podemos proclamar que ningún ingrediente está de más. El plato "Primavera" pasa la prueba. ¡Y ya estamos en modo verano!

Compartir el artículo

stats