Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Azul como el Niágara

azul Niágara.

azul Niágara.

El tono inspirado en el peculiar azul de las cataratas del Niágara es uno de los colores de moda para renovar la casa en verano. Este tipo de azul con toques grisáceos aporta descanso y relajación y combina a la perfección con toda la gama de blancos, vainillas y beige.

El azul Niágara irrumpe con fuerza este verano en los hogares, estimulando sensaciones y promoviendo el bienestar total. Se trata del truco definitivo para convertir estancias sin personalidad en espacios actuales.

Aunque las tonalidades pastel siguen siendo las más empleadas para dar nueva vida a las viviendas, firmas de decoración como Banak se han decantado por esta tonalidad que queda bien en pisos urbanos y en viviendas de playa.

Otra de sus ventajas es que puede aplicarse en toda clase de objetos. Un buen ejemplo es el marco decapado del espejo que aparece en la imagen. Los detalles vintage crean un efecto muy especial que engancha totalmente.

Los muebles también se renuevan con un color que combina a la perfección con otras piezas de estilo nórdico, vintage y siempre en una línea muy natural.

Ante todo, se trata de hacer de la casa un lugar acogedor, repleto de encanto. El verano siempre invita a inspirarse en la naturaleza, de ahí que estén más de moda que nunca los objetos campestres como troncos de madera, cestos y alfombras de fibras naturales como el yute.

También es el momento de dar una nueva oportunidad a piezas antiguas. Una puerta puede convertirse en un cabecero, y ese viejo tocador abandonado en el desván, en un mueble imponente para el recibidor que llamará la atención de todas las visitas.

Las arpilleras, linos y fibras naturales están más de moda que nunca. Si el objetivo es hacer una reforma en profundidad, merece la pena lanzarse a la aventura de poner vigas en el techo y usar flores naturales por todos los rincones de la casa.

Hortensias, rosas y margaritas son clásicos que nunca fallan para alegrar un espacio. Unos cojines confeccionados con tela de saco quedarán fenomenal sobre un sofá tapizado en ese azul Niágara que tanto juego aporta.

Compartir el artículo

stats