Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Blaze | Autoexiliados del paraíso

Ben Dickey y Alia Shawkat en "Blaze".

Como buen aspirante a leyenda que se precie, el cantautor country Blaze Foley murió joven tras una vida de excesos en la que conoció el amor, lo erigió en musa y en la que renunció al paraíso para buscar a alguien que apreciase sus hermosas canciones. En su cuarto largo como director, Ethan Hawke no oculta el cariño y el respeto que siente por Blaze, agrandado por el talento de Ben Dickey, también músico. Hawke busca que todo confluya para ayudar a su antihéroe a volverse una leyenda y de paso trascender los biopics que parecen facturados en serie y lo hace en una película intimista, un musical agridulce que todavía suena con la imperfección y el encanto de los discos antiguos.

Compartir el artículo

stats