Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piratas de guante blanco

Roca recrea el conflicto entre España y la empresa Odyssey por el tesoro de la fragata 'Nuestra Señora de las Mercedes'

La Guardia Civil espera en el aeropuerto al avión que traslada el tesoro de la fragata. FdV

La Guardia Civil espera en el aeropuerto al avión que traslada el tesoro de la fragata. FdV

Cuando pensamos en piratas, la primera imagen que nos viene a la mente es la de unos alegres marineros que vivían de saquear barcos cargados de oro. Pero hay que dejar bien claro que no todos los piratas navegan por el Caribe ni son personajes del pasado. En la actualidad tenemos piratas informáticos que surcan la web y otros que en vez de navegar en alta mar lo hacen bajo ella.

Estos últimos siguen empeñados en atacar los navíos españoles que antiguamente seguían la Ruta de las Indias, con la única diferencia que ya no tienen que hacerlo de forma violenta, ya que dichos buques no surcan las aguas porque desde hace siglos yacen en el fondo de ellas. Estos nuevos piratas marinos, caza tesoros que se esconden tras la etiqueta de la arqueología subacuática, invaden las aguas de otros países para saquear lo que es patrimonio histórico de la humanidad con el objetivo de venderlo al mejor postor.

Los medios de comunicación suelen hacerse eco de estas noticias, por eso es muy probable que el lector recuerde que hace once años la compañía estadounidense Odyssey Marine Exploration expolió frente a las costas españolas un pecio con la friolera de más de medio millón de monedas de oro y plata entre otros muchos tesoros.

Se trataba de "Nuestra Señora de las Mercedes," una fragata perteneciente a la Armada española. Sin embargo, tras un reñido litigio que duró dos años, un juez de Florida obligó a la empresa a devolver el tesoro al gobierno español. Pues bien, esta sorprendente historia tuvo como testigo de excepción a Guillermo Corral van Damme, diplomático de formación y escritor por vocación, que vivió el pleito en primera persona y que luego propuso al dibujante valenciano Paco Roca trasladar al cómic la lucha contrarreloj que el Ministerio de Cultura llevó a cabo para recuperar ese patrimonio. El resultado es "El tesoro del cisne negro", un relato de intriga que da cuenta del enorme esfuerzo por recuperar el contenido del barco y algo más valioso: parte de nuestra historia, robada por unos piratas de guante blanco.

Indudablemente, Paco Roca está homenajeando en esta obra a Hergé, especialmente a su álbum "El secreto de Rackham el Rojo" y en menor medida a "La estrella misteriosa". Asimismo, reconstruye con gran fidelidad la sede del Ministerio de Cultura, la embajada española en Washington, el tribunal de justicia de Florida, las cámaras blindadas, etc... todo con un dibujo tan sencillo como los diálogos que, sin embargo, está dotado de una gran expresividad. Con una inteligente combinación de realidad y ficción, E"l tesoro del cisne negro" constituye una obra de aventuras y un thriller, tanto político como legal, aderezado con una pizca de romance que gustará a los amantes de todos estos diferentes géneros.

Compartir el artículo

stats