El papa Francisco ha asegurado este viernes que “reírse de Dios no es blasfemia”. Lo ha hecho durante el encuentro que ha mantenido en la Ciudad del Vaticano con un centenar de cómicos llegados de distintos puntos del mundo, entre ellos, Whoopi Goldberg, Chris Rock, Jimmy Fallon o Lino Banfi. El sumo pontífice les ha pedido que recen por él y por su salud.