Si la pasada semana, un vuelo Vigo-Madrid acabó redirigiéndose a Oporto tras un susto durante el trayecto, este viernes otro avión con meta en la ciudad lusa ha tenido que buscar una alternativa por causa de la niebla en destino. Fue Santiago de Compostela el punto elegido por la aerolínea.