La playa de la Panadeira acogió este mediodía una de las pruebas más esperadas del año: el Mundial de Colchonetas. Por undécimo año consecutivo, Sanxenxo acoge esta peculiar competición, en la que participaron más de 400 personas entre las tres categorías en las que se divide.