La Guardia Civil detuvo a dos vecinos de Meis, como presunto autores de cinco robos con violencia e intimidación y un delito de lesiones, cometidos durante las últimas semanas en distintas localidades de la comarca del Salnés y Caldas de Reis. Entre los delitos que se les atribuyen está el asalto a dos gasolineras en la zona de Caldas de Reis que tanta alarma habían generado en las últimas semanas.