Un centenar de profesionales sanitarios se concentraron este viernes a las puertas del servicio de urgencias del hospital de Ourense para denunciar falta de personal, largas horas de espera de los pacientes en salas y pasillos y una mala gestión del servicio en plena sexta ola.