El soberanismo catalán ha vuelto a protagonizar una multitudinaria movilización en Barcelona, para exigir la libertad para los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo y para reclamar al Govern y al Parlament una "respuesta política" que esté "a la altura del momento".