El conseller de Interior catalán, Miquel Buch, en declaraciones a los medios de comunicación ayer para explicar el estado del incendio que arrasa la localidad tarraconense de Vinebre quiso agradecer al “Estado español” la ayuda prestada para la extinción de las llamas. “Cuando un país tiene un fuego nos ayudamos mutuamente. Si estuviésemos del lado del l’Empordà, seguramente nos ayudaría el Estado francés. Y ahora estamos al lado del Ebro, tocando el Estado español, y, por tanto, toda la ayuda es buena” ha señalado Buch.