La madre y su hija acudieron a la policía para denunciar que habían sido estafadas