Los buzos de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo volverán a sumergirse esta mañana con la esperanza de localizar y rescatar los cuerpos de los dos marineros aún desaprecidos del Santa Ana. Lo harán por popa, porque allí han conseguido abrirse paso, han logrado practicar un agujero en el casco, con una superficie de un 1,5 metros cuadrados. Se trata de un acceso que les ha permitido recuperar dos cadáveres del interior del buque.