El Grupo de Emergencias de Cangas comenzó esta tarde a precintar accesos peligrosos al mar con motivo de este nuevo temporal que azota Galicia. La quinta gran borrasca de este mes de enero. Los efectivos de emergencias se dirigieron en primer lugar al "Muelle Roto" de Salgueirón, donde es peligroso asomarse debido a la magnitud de las olas, que podían alcanzar los 8 metros. Aún así, había valientes que practicaron durante esta tarde el windsurf aprovechando el fuerte viento, que, en ocasiones, alcanzó los 60 kilómetros por hora.