Giro sorprendente en el caso de la muerte de un niño de ocho años muerto en la estación de Frankfurt tras ser empujado por un hombre.un niño de ocho años muerto en la estación de Frankfurt tras ser empujado por un hombre El presunto agresor, de nacionalidad eritrea, estaba siendo buscado desde la semana pasada en Suiza, país donde reside, por un presunto delito de violencia doméstica. Al parecer, el detenido atacó a su mujer y a sus tres hijos -de 1, 3 y 4 años-, y luego amenazó a una vecina antes de darse a la fuga. El jefe de la policía regional ha aclarado que no se había activado la voz de alarma contra él en espacio Schengen.