Un terremoto y las réplicas posteriores han sacudido algunas islas en el norte de Filipinas este sábado, causando la muerte de al menos ocho personas e hiriendo a al menos otras sesenta. El terremoto inicial, de magnitud 5,4 en la escala sismológica de Richter fue seguido de una réplica poco después que alcanzó una magnitud de 5,9 en la misma escala, según datos del Gobierno filipino. Tras ésta, se produjo otra réplica un poco más tarde, también de gran magnitud.