Alexandre Bisonette, joven de 27 años, francocanadiense, estudiante de antropología es el único responsable del tiroteo de ayer en una mezquita de Quebec. Allí anoche se congregaban decenas de personas condenando el ataque. Entre ellos el primer ministro canadiense, cuyo mensaje sigue siendo contundente: "Es un ataque terrorista". Y recalca que los musulmanes siguen estando en su casa.