Imagen curiosa la que dejó esta tarde un pequeño velero al encallar en las playas de Vigo. El buque se encontraba amarrado en el puerto de Canido y se sospecha que alguien pudo soltarlo, por lo que el viento terminó arrastrándolo hasta la playa, donde quedó encallado.