El centro de Vigo fue el escenario la madrugada del sábado de una situación más propia de la previa de un partido tenso o de una manifestación que de una noche de copas. Y es que la Policía Local tuvo que intervenir ante una aglomeración de personas envueltas en una humareda de color naranja. Acabó detenido un joven de nacionalidad suiza, X. V. R, de 24 años.