Este miércoles llegó a Vigo Anthony Loffredo, conocido mundialmente como Black Alien, y lo hizo de la mano del estudio de tatuajes Calipso. Desde primera hora de la tarde, ya había colas de decenas de vigueses en la calle Gran Vía, que no querían dejar pasarla oportunidad de ver en persona a este futuro extraterrestre. Según asegura el joven francés de 33 años, en la actualidad sus cambios solo alcanzan el 41% de su cuerpo, y ya tiene preparados implantes para otras partes del cuerpo como las costillas o los hombros. También prevé amputarse una de sus piernas que sustituirá por una prótesis robótica.

La información completa, en este enlace