Cientos de vecinos se acercan a Bouzas este fin de semana para disfrutar del regreso de su celebración insigne tras lo peor de la pandemia, A Brincadeira, donde pueden gozar de los más de cien puestos distribuidos por la Alameda y calles aledañas con comida, bebida y artesanía.