La lucha de la familia y la tenacidad de sus abogados fueron claves para que el expediente saliese del cajón | Con un investigado, ahora la jueza deberá decidir el rumbo de la causa