Los bajos del concesionario de coches de lujo Wavecore, en las inmediaciones de Navia y a escasos metros de la gasolinera de Ricardo Mella y de la guardería Lúa, ardieron en el mediodía de este miércoles. El incendio declarado en donde la empresa tiene ubicado su taller de reparaciones perjudicó a varios vehículos de alta gama, entre ellos un Mercedes, un Audi y un Ferrari. Los dos primeros, que estaban subidos a un elevador, quedaron completamente inservibles, mientras que el Ferrari sufrió daños en un lateral. La zona del concesionario, en la planta superior, solo tuvo problemas por el humo que entró desde las dependencias inferiores.