El agente de la Policía Nacional de la ciudad olívica que sufrió heridas de gravedad en los disturbios de Cataluña ya se encuentra ingresado en la UCI del Hospital Álvaro Cunqueiro. Los médicos y sus superiores aseguran que su estado está dentro de la normalidad, "consciente y animado" y, confían en que, si todo va según lo previsto, abandonará pronto la UCI para seguir su recuperación en planta