Parecía misión imposible, pero hay final feliz: la gata Efi ya está a ras de suelo después de pasarse 17 días subida a un árbol de Teis. Entre los voluntarios de Proyecto Gato y dos operarios de sendas empresas que colaboraron de forma altruista, ayer tarde lograron bajar de la copa del carballo en la que vivió. Tras bajarla, fue trasladada para que un veterinario le realizase pruebas.