La continuidad del sector agrario gallego y su necesario relevo generacional están íntimamente ligados a la calidad de vida de los que los que, con su trabajo, lo nutren desde dentro. Por tanto, el campo deberá contar con dos ingredientes que garantizarán su remuda: “ser atractivo a efectos de rentabilidad y con calidad de vida”. No menos obligado, aportar soluciones adecuadas a las necesidades presentes, con el asesoramiento de las entidades financieras. Esta es una de las principales conclusiones de “Planeta Agro”, el foro de análisis y debate de expertos en el campo gallego organizado por FARO DE VIGO y patrocinado por AgroBank, la línea de negocio agroalimentario de CaixaBank, y la Xunta.

El debate sobre “Sostenibilidad, digitalización y relevo generacional: los motores del sector agroalimentario en Galicia” contó con la participación del director de AgroBank en la dirección territorial del norte, Alfonso del Portillo; la presidenta de la Asociación de Empresarias Rurales, Isolina Raña; el presidente de la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña y CEO de Bico de Xeado, José María Calo, y el CEO de Bodegas Terras Gauda, Antón Fonseca; y fue moderado por la subdirectora de FARO DE VIGO, Irene Bascoy. La conselleira de Medio Rural, María José Gómez, abrió la jornada con una ponencia sobre la Galicia rural.