Los Grupos Raya-40 de Vigo y Raya-10 de A Coruña han vuelto a sus respectivas comisarías donde han sido recibidos con aplausos tras 23 días desplazados a Barcelona por el conflicto catalán