a Policía de Cangas, junto a la ayuda de un vecino y de un velero, ha logrado recuperar esta mañana una lancha que se había soltado de sus amarras en la playa de Menduíña. El barco, de la séptima lista y de unos cinco metros de eslora, estaba fondeado en esta zona de la ría de Aldán y por razones que se desconocen se soltó de sus amarras y estaba a punto de irse contra las rocas. Uno de los agentes se metió en el agua junto al alertante y en un primer momento lograron volver a fondearla en uno de los muertos de la playa.