Un pellizco de 6.000 euros, vendido por máquina, ha caído en la administración de la calle Eduardo Pondal