En esta empresa de suministros industriales tienen claro lo que harán si se aprueba la jornada de 37 horas y media. Sus 10 trabajadores registrarán antes su salida, pero este empresario teme las consecuencias. En esta cadena de zapaterías, con casi 30 empleados, estudian opciones. Cree que, si todo el comercio se alinea, las cuentas no tienen por qué resentirse. Para que el negocio, dicen, siga siendo rentable.