"Eu pensei que me chamaban da orquesta porque tiña o coche mal aparcado", comenta Leticia, la novia protagonista, entre risas. Y es que la joven y su futuro marido, Javi, fueron los protagonistas absolutos de la Festa de Silleda al protagonizar una llamativa pedida de mano encima del palco de la orquesta París de Noia.

Todo estaba preparado, pero Leticia Gil, de Lalín, no tenía ni idea. Resulta que su novio, Javi Moreira, de Santiago, le dijo en medio de la verbena que tenía que ir al baño... una excusa con la que perder de vista a su novia para preparar la sorpresa sin que sospechase nada.

En lugar de ir al servicio, Javi pidió ayuda a los miembros de la orquesta París de Noia, que se encontraban en plena actuación en las fiestas de la localidad: el joven quería gritar su amor a los cuatro vientos. En ellos encontró una mano amiga, los subieron rápidamente al escenario y empezó la magia.

Leticia y Javi Cedida

El cantante paró la música y cedió el protagonismo a la pareja, Javier hincó rodilla y el resto ya es historia. El público enloqueció de amor y entre gritos de "qué bonito!", y "qué vivan los novios!", la pareja selló su amor con un beso.

Leticia Gil contó a FARO que ambos son soldados de la Brilat y que, por supuesto, se conocieron trabajando juntos. ¿La fecha de la boda? Prevista para el agosto que viene.