El baloncesto le había reservado una compensación. El Valencia, torpedeado en su juego interior por la lesión de Raquel Carrera, la fichó a mediados de abril, como refuerzo en el play off. Ginzo se ha proclamado campeona de Liga. “Se me quitó el mal sabor de boca con el Valencia. Estuve muy a gusto. Y ganar la Liga, qué voy a decir... Fue llegar, besar el santo y terminar. Y ahora tengo la oportunidad de volver a estar aquí con las mejores. Quiero disfrutarla”.