El fútbol balear ha vuelto a vivir un episodio de violencia en un encuentro de juveniles. En el partido Campos-Penya Arrabal B de la categoría Juvenil Preferente Grupo A disputado en Campos se ha producido una monumental tangana a pocos minutos del final del partido. Jugadores de uno y otro equipo y aficionados que presenciaban el encuentro en la grada del campo municipal han protagonizado un triste espectáculo que se ha saldado con varios heridos de diversa consideración.