Hay unos pequeños insectos que conviven con los humanos de manera habitual. Los hay prácticamente en en cualquier casa, sin importar lo nueva que sea, lo ordenada o limpia que esté: ahí están siempre (o casi siempre). Son los llamados pececillos de plata o bichos de la humedad (lepisma saccharina en su nombre científico), unos pequeños seres de color gris plateado y con forma alargada y angulosa que adoran las zonas húmedas y la oscuridad.