Los vecinos de Arcade de Riba, un barrio de poco más de cien habitantes, han construido un original belén con materiales del bosque. Troncos y ramas dan forma a toscas figuras, decoradas con todo tipo de elementos naturales, como piedras, hojas, calabazas y piñas, conformando un monumental nacimiento en medio de un cruce de caminos de este pequeño núcleo rural en Soutomaior.