"Para mí hoxe e un día moi especial e emocionante. Nunca imaxinéi que aquel neno que esperaba todo o verán polas festas de San Bartoloméu, listo e preparado para os tres ou catro días a todo trapo cos meus irmáns e os meus amigos, estaría hoxe aquí falando con vos". Así arrancó el futbolista Iago Aspas, pregonero de las fiestas de Meira, en Moaña, su 'speach' sobre el escenario de la parroquia, ante decenas de vecinos que acudieron al pistoletazo de salida de estos festejos, que vuelven al barrio después de dos años en blanco por la pandemia. "Estou convencido de que esas gañas de festa imos sacalas multiplicadas por catro, porque tercos sí, pero festeiros tamén", concluyó el delantero céltico muy aplaudido por los asistentes.