El pabellón polideportivo de Monte da Vila, en O Grove, acogió ayer un concurrido cribado.

En algunos momentos se generaron colas importantes, por lo que las pruebas se demoraron, todo indica que a causa de un fallo informático que obligó a ralentizar las pruebas.

La incidencia también afectó a los servicios de expedición de los certificados de vacunación, que funcionan desde ayer con carácter permanente en varias localidades.

En el caso de O Grove el Sergas ofrece a los ciudadanos, durante todo este mes, un punto de atención administrativa para todo lo relacionado con el COVID-19.

Funciona en la Sala das Cunchas de la casa consistorial en horario de 9.00 a 21.00 horas, de lunes a viernes, y los sábados, de 9.00 a 13.00 horas.